Fotografias
Historia de Alemania : orígenes de los alemanes
Fotografias Alemania

El territorio de la actual Alemania estuvo habitado desde tiempos remotos, pero tuvo que pasar mucho tiempo, con numerosas inmigraciones, invasiones y conquistas hasta que se configuraron las particularidades nacionales de los alemanes.

Durante la edad de piedra, los bosques alemanes estaban poblados por grupos nómadas de cazadores y recolectores. Constituían las formas primitivas de Homo sapiens, como el Hombre de Heidelberg, que vivió hace 400.000 años. Poco después, aparecieron formas más avanzadas de Homo sapiens, como demuestran los restos encontrados cerca de Steinheim (de unos 300.000 años de antigüedad) y el más cercano de Ehringsdorf, de hace 100.000 años. Otro tipo humano fue el Neanderthal, encontrado cerca de Düsseldorf, que vivió hace 100.000 años. El tipo más reciente, que apareció hacia el 40.000 a.C., fue el de Cro-Magnon, un miembro del Homo sapiens sapiens, especie del ser humano actual.

 

Durante el neolítico, los pueblos cazadores se encontraron con pueblos agrícolas, representantes de las culturas más avanzadas del suroeste de Asia, que emigraron por el valle del Danubio hasta el centro del actual territorio alemán en torno al 4500 a.C. Estas poblaciones se mezclaron e instalaron en asentamientos en grandes chozas de madera a dos aguas, conocían la cerámica y realizaban intercambios de piedras preciosas y hachas de sílex y conchas con los pueblos del Mediterráneo. Cuando se agotaban sus campos de cultivo, trabajados con azadón manual, se trasladaban de lugar, volviendo pocos años después.

La edad del bronce comenzó en el centro de Alemania, Bohemia, y Austria en el 2500 a.C. con el conocimiento de la aleación del cobre y del estaño adquirido de pueblos del Mediterráneo oriental. Alrededor del 2300 a.C. llegaron nuevas oleadas de pueblos procedentes, probablemente, del sur de Rusia.

Estos indoeuropeos que utilizaban hachas de guerra fueron los antepasados de los germanos que se instalaron en el norte y centro de Alemania, los pueblos bálticos y eslavos en el este y los celtas en el sur y oeste. Los grupos del centro y sur se mezclaron con la cultura del vaso campaniforme, que se trasladó hacia el este desde España y Portugal hacia el año 2000 a.C. Los pueblos representantes de la cultura del vaso campaniforme, probablemente indoeuropeos, fueron hábiles trabajadores del metal. Desarrollaron una floreciente cultura en Alemania e intercambiaron ámbar procedente de la costa del mar Báltico por bronce, cerámica y collares del mar Mediterráneo.

Desde el 1800 hasta el 400 a.C., los pueblos celtas del sur de Alemania y Austria desarrollaron una serie de progresos en el trabajo del metal, configurando varias culturas —campos de urnas, Hallstatt y La Tène— cada una de las cuales se difundió por toda Europa; introdujeron el uso del hierro para fabricar herramientas de trabajo y armas. La cultura céltica de La Tène realizó excelentes trabajos de metal y utilizó arados tirados por bueyes y carros con ruedas. Las tribus germánicas absorbieron gran parte de la cultura celta y al final ésta se extinguió.

Hombre de Heidelberg
Hombre de Heidelberg
"Alemania" Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2009
http://es.encarta.msn.com © 1997-2009 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.