Fotografias
Economia de la Republica checa
Fotografias República Checa

Chequia ha sido durante mucho tiempo una de las regiones más desarrolladas de Europa. El nivel de vida durante el periodo comunista era uno de los más altos en el mundo comunista. Sin embargo, la economía centralizada y las políticas económicas adoptadas por los dirigentes comunistas llevaron al país al declive económico. Después de la caída del comunismo en 1989, los nuevos dirigentes del país tuvieron que resolver este problema. Prácticamente todos los bienes económicos estaban en manos del Estado, y las decisiones económicas se tomaban al margen de Occidente. Las relaciones comerciales se restringían casi exclusivamente a las que se establecieron con los Estados miembros del Consejo de Ayuda Mutua Económica (CAME). Al igual que otros antiguos países comunistas, su dependencia de suministros energéticos condiciona su desarrollo económico.

El país se esforzó para reintroducir una economía de mercado; un plan de privatización, que permitía a los ciudadanos comprar bonos o cupones a un bajo precio que más tarde podían ser cambiados por participaciones en empresas estatales, tuvo éxito y favoreció la privatización de grandes partes de la economía. En diciembre de 1994 más del 80% de las empresas habían sido privatizadas, mientras que otras sin beneficios quebraron. Hoy, numerosas empresas privadas en ciudades como Praga están en auge. Los nuevos dirigentes del país también consiguieron reorientar su comercio hacia Occidente y obtener así sustanciales cantidades de préstamos e inversiones del exterior.

La inflación es elevada (en el periodo 2006 se situaba en un 2%). Las tasas de desempleo han permanecido estabilizadas en torno al 8,3%.

El nivel de vida de muchos ciudadanos bajó a comienzos de la década de 1990, cuando se introdujeron las reformas de mercado. La economía en la actualidad ha empezado a recuperarse: el producto interior bruto (PIB) en 2006 fue de 143.018 millones de dólares, que eqivale a 13.925,80 dólares de renta per cápita. La industria contribuye al PIB con un 39% y la agricultura con sólo un 2,7 por ciento.

La mayor parte de la mano de obra de la República Checa se centra en el sector servicios (57%) y en la industria (40%); el 4% de la población activa trabaja en la agricultura. Hay 3 millones de ha de terreno cultivado. Los cultivos principales son los cereales, entre los que destacan la cebada (2 millones de t), el trigo (3,51 millones de t), el maíz (606.366 t) y el centeno (74.811 t), y las patatas o papas (692.174 t); también son importantes las cosechas de remolacha azucarera (3.138.326 t), lino y lúpulo. Los agricultores checos crían un considerable número de aves de corral (15,6 millones), cerdos (2,84 millones), cabezas de ganado vacuno (1,37 millones) y ovino (148.412). Los ciudadanos ahora pueden poseer sus propias explotaciones, pero la mayor parte del terreno sigue en manos del Estado o de cooperativas.

Pesca en Bohemia
Pesca en Bohemia. Encarta

"República Checa" Enciclopedia Microsoft® Encarta® Online 2009
http://es.encarta.msn.com © 1997-2009 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.