Fotografias - Alemania

Sígue Fotografias en las redes sociales

Las cuestiones medioambientales en Alemania

Fotografias - Alemania

16/10/16

Las cuestiones ambientales según las regiones alemanas

Las condiciones medioambientales en Alemania Occidental y Oriental siguen siendo diferentes debido a la disparidad económica y a la política previas a la reunificación. En Alemania Oriental, el 38% de la electricidad se obtiene a partir de centrales nucleares (1990), de las que había 22 en 1989. Alemania Occidental, donde la demanda de energía es muy alta debido a la industria pesada, sigue basando su suministro en el carbón. Tras la reunificación, la preocupación por el medio ambiente acabó cerrando los reactores de fabricación soviética que operaban en la antigua Alemania del Este. Como consecuencia, actualmente Alemania Oriental emite 15 veces más dióxido de carbono que Alemania Occidental y consume una tercera parte de todo el lignito de los mercados internacionales. Además, Alemania Oriental emite, hoy en día, cinco veces más azufre que Alemania Occidental, lo que contribuye en gran medida al aumento de la lluvia ácida, cuyos efectos se dejan sentir a menudo en los países vecinos.

Alemania
Alemania

Las emisiones totales de la mayoría de los elementos contaminantes son más altas en Alemania Occidental, ya que aquí el nivel de vida es superior, pero la emisión por habitante es a menudo más alta en Alemania Oriental. Se espera que estas emisiones se reduzcan como resultado de la puesta en práctica de las directivas de la Unión Europea (UE) y de los protocolos sobre el azufre de la Comisión Económica para Europa (CEE) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Además, recientemente, se han puesto en marcha otras regulaciones a nivel nacional en la antigua Alemania Oriental. El país en general tiene un grave problema de contaminación de agua dulce, sobre todo en la zona oriental, donde las aguas residuales de las materias primas y los vertidos industriales a los ríos están contaminando el mar Báltico. En la parte occidental, la regulación nacional ha hecho aumentar la colaboración ciudadana en los programas de reciclado.

Los bosques de Alemania, antaño extensos, han ido desapareciendo con el paso de los siglos, a pesar de que desde mediados del siglo XIX existe una legislación para protegerlos. En 1985, más de la mitad de los árboles de Alemania estaban afectados por la lluvia ácida. La ley forestal federal de 1975 reconoció oficialmente la importancia de los bosques para la ecología regional y promulgó la utilización sostenible y la conservación con fines recreativos.

Hoy en día los bosques cubren una superficie aproximada de 11.076.000 ha (2005). En Alemania existen multitud de parques, reservas y otras zonas protegidas, entre los que se encuentran una serie de parques sin fronteras que este país comparte con sus vecinos. Un acuerdo internacional ejemplar obliga a Alemania a ayudar en la protección medioambiental del Waddenzee o mar de Wadden, el brazo oriental del mar del Norte que comparte con Países Bajos y Dinamarca. Alemania firmó el Convenio sobre el Patrimonio de la Humanidad en 1976 y cuenta con nueve reservas de la biosfera reconocidas por el programa El Hombre y la Biosfera de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Además, existen una serie de leyes de la Unión Europea (UE) que obligan a Alemania a determinar una serie de zonas protegidas especiales y a tomar las medidas necesarias para preservar las aves salvajes y otras especies.

Alemania ha firmado y ratificado varios tratados internacionales sobre medioambiente, entre los que destacan aquellos sobre contaminación atmosférica, especies en peligro de extinción, contaminación de los mares, capa de ozono, madera tropical, zonas húmedas y caza de ballenas. © "Alemania" y Encarta