Fotografias
Los barrios y los monumentos de la ciudad de París
Fotografias Francia

Los barrios del centro de París, como ocurre en la mayoría de las ciudades europeas, se construyeron antes de que surgiera la necesidad de disponer de espacios abiertos o de recreo. Esta circunstancia, junto con las restricciones de altura en las edificaciones (lo cual encarece el precio del suelo), ha derivado en una escasa proporción de zonas verdes por habitante; hoy los mayores espacios abiertos son aquéllos que por su calidad de antiguo coto real han quedado fuera del proceso de desarrollo.

Los distintos barrios y monumentos de París

Entre éstos habría que destacar el Bois de Boulogne, una zona de recreo con numerosos jardines, caminos, lagos y pistas deportivas situada en el extremo oeste de París; y el Bois de Vincennes, al este de la ciudad, que consta de un zoológico, un jardín de flores y varios museos. Dentro de la ciudad, los parques más importantes son los jardines de Luxemburgo y el parque Monceau (ambos antiguos cotos reales), así como los parques de Buttes Chaumont y Montsouris trazados a mediados del siglo XIX en el lugar donde se encontraban las viejas canteras. El jardín botánico, las Tullerías y el Campo de Marte se han convertido en atractivas zonas verdes muy bien diseñadas.

París presenta una arquitectura monumental reflejo de todos los periodos de su larga historia, elementos que reflejan la situación política y cultural de la ciudad. Entre los edificios antiguos más importantes destacan la catedral de Notre Dame en la isla de la Cité, cuya construcción se inició en 1163; la cercana Sainte-Chapelle, con una magnífica estructura gótica del siglo XIII, construida en origen para albergar la Sagrada Corona de Espinas; el Museo del Louvre, antiguo palacio real; los Inválidos, construido como albergue de soldados por Luis XIV y donde está enterrado Napoleón; y por último, el palacio de la Concordia, levantado en tiempos de Luis XV.

A mediados del siglo XIX, París fue nuevamente diseñada bajo la dirección de Georges Haussmann, realizándose relevantes proyectos con el fin de resaltar la importancia de la ciudad; el Arco de Triunfo, la Ópera, la plaza d’Étoile (hoy plaza Charles de Gaulle) y la mayoría de las avenidas y sus impresionantes vistas datan de este periodo. Entre las calles y avenidas de más aceptación popular hay que destacar la rue de Rivoli, la rue de la Paix, la rue Saint Honoré, la avenue de l’Opéra, el boulevard de los Italianos, el boulevard de Montparnasse y los Campos Elíseos. La torre Eiffel se construyó a finales de siglo, en 1889, en honor de la fidelidad de París al resto del mundo, y se ha convertido en la seña de identidad de la ciudad.

La biblioteca de Paris
La biblioteca de París Foto E. Buchot
La basílica del Sagrado Corazón, en la cima de Montmartre, se concluyó en 1910. Otros edificios importantes son el Palacio de Chaillot, el Palacio Real, el Palacio del Elíseo (actual residencia oficial del presidente de Francia), el Palacio Borbón (sede de la Cámara de Diputados), el Palacio de Justicia y el Panteón.
La Torre Eiffel

Todos los monumentos clásicos de París, incluso la misma ciudad, han adoptado un aspecto sorprendentemente limpio y nuevo gracias al redescubrimiento y aplicación de las antiguas ordenanzas de 1960, que exigían la limpieza periódica de todos los edificios. Entre las novedades más impresionantes añadidas a la línea arquitectónica de la ciudad se encuentran los altos edificios de oficinas que se agrupan en torno a La Défense, al oeste de la ciudad, en Nanterre, además de los controvertidos complejos comerciales y altos edificios residenciales situados en la estación de tren de Montparnasse, a lo largo del río desde el puente de la torre Eiffel. Cuando los antiguos mercados centrales (Les Halles) se establecieron fuera del congestionado corazón de la ciudad, el espacio que quedó fue transformado en una

La torre Eiffel de Paris Foto E. Buchot

gran calle peatonal ocupada por comercios situados en edificios de varias plantas. En 1991 fueron declaradas Patrmonio cultural de la Humanidad las orillas del Sena en París: desde la isla San Luis hasta la plaza del Trocadero. Hay unos veinte puentes que enlazan las orillas y las islas. En ambas partes, pero sobre todo en la ribera derecha, un sistema de avenidas rectilíneas, obra de Georges Haussmann en su renovación del urbanismo (siglo XIX), realza la grandiosidad de la ciudad. Los conjuntos que se extienden por el París fluvial y las zonas colindantes son de una gran riqueza arquitectónica. De estilo gótico, clásico, renacentista, los monumentos (Catedral de Notre Dame, Sainte Chapelle…) se extienden por ambas orillas. El río acentúa el valor y la unidad de un paisaje excepcional, merecedor de la distinción otorgada por la UNESCO.